sábado, 11 de noviembre de 2006

Algunos tipos de danzas folkloricas

LA ZAMBA
La zamba es una danza de galanteo, de pareja suelta e independiente y de movimiento pausado. Constituye una representación, quizás la mas expresiva, del juego del amor, en la que el caballero asedia con insistencia pero siempre con delicadeza a la esquiva dama, hasta que por fin consigue rendirla, triunfo que se expresa cuando esta baile culmina. La danza de pañuelo, elemento que tiene en ella una importancia capital, que los bailarines usan de mil modos, con movimientos y poses, para dar a entender con el sus sentimientos, sus deseos y su estado de animo.Historia: Es hermana de la Cueca, y descendiente de la primitiva Zamacueca. Fue creada en Lima (Perú), en 1824, sobre la base de elementos de los bailes de la época. Esta paso pronto a Chile y luego a Mendoza y mas tarde penetro también en nuestro país por el norte, desde Bolivia. Desde entonces se bailo intensamente en todas las provincias, salvo en la ciudad de buenos Aires, dando lugar a la formación de sus descendientes como ser la Zamba y la Cueca.
EL BAILECITO JUJEÑO
El Bailecito nos trae reminiscencias incaicas y llega a la Argentina desde el Perú. Al pasar por Bolivia clava sus anclas, y junto a la Cueca y el Huayno se convierte en el repertorio obligado del país limítrofe. Entra a nuestra Patria por el mismo camino que lo hizo la antigua Zamacueca. Y se hace fuerte en Jujuy y norte de Salta.
El Bailecito es una danza esencialmente de la puna jujeña y la Quebrada de Humahuaca. Su aparición en Jujuy, puede calcularse un poco antes de mediados del siglo XIX, perdurando hasta la actualidad.
EL CARNAVALITO
Proviene del Huayno. Su alegre música de quenas, charangos, erkes, guitarras y sicuris es muy estimada. Es fresco, jovial y festivo.
El Imperio Inca abarcaba hacia el sur del Perú, cruzando por lo que es hoy la Republica de Bolivia, internándose en el noroeste de nuestro país. Así llegaron los motivos musicales prístinos pre-colombinos, junto a las antiguas rondas arcaicas que forman la base de lo que después, a través de varios siglos, fue el Carnavalito.
Se puede afirmar que el Carnavalito ya era popular en Jujuy durante buena parte del siglo XVIII, y perdura hasta nuestros días con cambios, hasta convertirse en ciertos ambientes sociales en el Carnavalito moderno, donde se forman parejas y se incluyen figuras de origen europeo, precedente de las antiguas contradanzas.